Nylus marzo 8, 2018
Los reductores de velocidad son un dispositivo que desempeña un papel vital en la ralentización, de forma segura, de la velocidad de un vehículo y el tráfico. Estas son elevadas y redondeadas y se sitúan de un lado al otro de la carretera y se suelen colocar en puntos conflictivos donde se producen gran cantidad de accidente, como pasos de peatones, cruces y zonas residenciales o de estudios como los campus.
Topes Reductores de Velocidad
http://reductoresdevelocidad.net/
Son la forma más común y eficaz de reducir la velocidad de los vehículos, ya que pueden ser colocados estratégicamente en las calles para hacer que los coches se vean obligados a circular de forma moderada, protegiendo así a los peatones, sobre todo cuando se disponen a cruzar.
Se colocan en las carreteras que están en las áreas residenciales o en la proximidad de escuelas y parques infantiles, donde la conducción a alta velocidad puede dar lugar a accidentes peligrosos. Para evitar cualquier accidente, estos se colocan en el camino para obligar a reducir la velocidad de cualquier vehículo hasta en un 90%, ya que estos obligan a circular sobre ellos a una velocidad de entre 20 y 30 kilómetros por hora, por lo que es seguro para las personas.

Podemos encontrar estas medidas de prevención o reductoras de velocidad en varios formatos y materiales como el concreto y asfalto que son las más convencionales, pero la verdad es que hoy en día están siendo reemplazados por las de caucho, ya que son muy sencillas de instalar y mantener, a diferencia de las anteriores, que requieren de maquinaria de obra para su instalación, las badenes de hule, se instalan en apenas un par de horas y solo hace falta un taladro para realizar los agujeros donde irán los pernos de sujeción al asfalto.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.