Nylus septiembre 19, 2018
Si de darle un toque sofisticado al baño se trata, las mamparas son una opción durable. Ahora bien, ¿cómo elegir la que mejor se adapte a las necesidades del espacio y de quienes lo disfrutarán?

A continuación, algunos consejos de la empresa de muebles de baño a medida Madrid, Arte en Baño, que pueden ayudar hasta al más indeciso:
Diseño: disposición y tamaño de la ducha
Si bien el gusto personal es importante, la disposición y el diseño del baño son aspectos que define las posibilidades al momento de escoger la mampara adecuada.
Las duchas cuadradas o rectangulares brindan un aire de modernidad al espacio, mientras que las curvas ocupan menos lugar al no poseer ángulos.
También es posible realizar diseños con formas irregulares. Aprovechar el espacio es la consigna.
Es importante determinar si hay espacio suficiente para abrir la puerta o si lo adecuado es una corredera. Puede usarse también un panel fijo, en cuyo caso debe prestarse especial atención al patrón de salpicadura del agua y al espacio necesario para entrar y salir de la ducha.
Por otro lado, determinar correctamente la altura de la mampara disminuye el riesgo de salpicaduras al exterior.
¿Quién la va a usar?:
Debe considerarse los usuarios del espacio: si hay niños, personas que requieran puntos de apoyo o con movilidad reducida. Además este punto determina el material de la mampara, si es de cristal será vital escogerlos de entre 4mm a 8mm de espesor.
Escoger cristal templado asegura que en caso de que éste se rompa, los fragmentos no sean cortantes.
Marcos:
En baños pequeños la sensación de espacio será prioridad. Cristales transparentes y sin perfilería aportan un acabado moderno y garantizan mayor durabilidad al tener menos partes que pueden sufrir daños por humedad.
Decoración:
La mampara puede ser de cristal o llevar una serigrafía que aporte estilo al lugar. Incluso es posible diseñar el área como si fuese un spa. Es posible, con la información y asesoría de verdaderos conocedores.
Jugar con la luz y aprovechar los recursos disponibles para iluminar el lugar, o bien para representar una cascada al aire libre. Una ducha es más fácil de limpiar, sirve para personas con  movilidad limitada, y son particularmente duraderas.
Limpieza:
La mampara  de ducha es susceptible de ser atacadas por el moho, la cal y otras suciedades difíciles de limpiar una vez se acumulan sobre las superficies. Adoptar un sistema será clave para minimizar su efecto, en donde el vinagre y el agua en partes iguales no deben faltar, así como un paño para frotar y agua para enjuagar.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.